Nzinga Mbandi 
  

Bienvenida a SoloNosotras.com, el sitio de las mujeres de habla hispana

BELLEZA

  Índice
  Tips
  Artículo
  Perfumes
  Guía

SALUD

  Índice
  Dietas
  En Forma
  Med. Natural
  Psicología

  Artículo
  Guía

MODA

  Índice
  Artículo
  Guía

PAREJA

  Índice
  Sexualidad
  Kama Sutra
  Afrodisiacos
  Artículo
  Tantra
  Tao
  Cine de Amor
  Detalles
 
Guía

CULTURA

  Índice
  Poesía
  Mitología
  Mujeres
  Guía

HOGAR

  Índice
  Decoración
  Bonsais

  Jardinería
  Feng Shui
  Mascotas
  Cocina
  Manualidades
  Guía

MATERNIDAD

  Índice
  Artículo
  Guía

ESPECIALES

  Nombres
  Humor
  Trivia
 
 

NOMBRES

Busca el significado de tu nombre o escoge uno para el nuevo bebé.
AQUÍ

CULTURA: Huellas de Mujeres

INICIO : CULTURA : HUELLAS DE MUJERES : ARCHIVO

Nzinga Mbandi

Nzinga Mbandi nace en el reino umbundu de Ndongo, en la actual Angola, África, durante la década de 1580. Se la conoce también con los nombres de Jinga, Zhinga, Ginga, Reina Dona Ana o Reyna Singa.

Angola había sido controlada por Portugal años atrás. Luanda era el centro de operaciones para el desarrollo del mercado de esclavos, que luego se trasladaban a Brasil. A inicios del siglo XII, de hecho salían por año, un promedio de diez mil esclavos hacia la colonia suramericana.

El Ngola de Ndongo, es decir su rey que era hermano de Nizinga, colaboraba con los portugueses en estos crueles menesteres a cambio de que lo dejaran mantener el poder, y ayudaba a la captura de esclavos en los reinos vecinos. Con el tiempo, los portugueses se fueron volviendo más exigentes en sus requerimientos, lo que producía un clima de inestabilidad y el descontento entre la población umbundu iba en aumento. 

Durante todo este tiempo, Nzinga había sido consejera de su hermano, e incluso era representante diplomático ante Portugal, por lo que muchos de los acuerdos y tratados con el Imperio portugués iban suscritos por ella. Nzinga poseía verdaderas aptitudes diplomáticas y es tal vez por ello que, en un momento dado, decide adquirir el nombre portugués Dona Ana de Sousa. Sus hermanas Kifunji y Mukumbu también lo hacen y pasan a llamarse Gracia y Bárbara.

Esta extraordinaria mujer es nombrada reina en 1624, cuando muere su hermano. En este momento, renuncia a su nombre cristiano y se vuelve a llamar Nzinga Mbandi.

Es entonces cuando los portugueses rompen el tratado que ella había firmado como representante de su hermano el Ngola anterior, marca como objetivo suyo la recuperación de su absoluta independencia política y territorial y expulsar de su pueblo a los portugueses. Ellos previeron esta actitud, por lo que propician el derrocamiento de Nzinga y nombran a un rey que ellos podían controlar.

Ella abandona el reino, se instala en Matamba y crea su propio reinado en este lugar. Procede a formar grandes alianzas con todos los amigos de
Portugal, en busca de su venganza, e incluye a los holandeses. A los años, logra formar un gran ejército con los reinos de Matamba, Kasanje, Congo, Dembo, Kissama y los Pueblos del Planalto Central en 1630.

A partir de 1642, este ejército empieza a obtener grandes triunfos contra los portugueses lo que se mantendrá hasta 1648. Un año antes su hermana Kifunji que era para entonces una importante religiosa y miembro del gobierno de Nzinga, muere en circunstancias sospechosas. Mukumbu, su otra hermana, cae prisionera de los portugueses en 1648. El 10 de agosto de ese mismo año, Luanda es recuperada por los portugueses, por lo que ella regresa a Matamba. Ahí permanecerá varios años.

En octubre de 1656, logra la libertad de Mukumbu en un intercambio de prisioneros, donde entrega 130 esclavos a los portugueses. Además, acepta la presencia de un misionero cristiano en su reino y firma la paz con Portugal. Para este entonces Ntzinga tenía aparentemente 74 años.

 El capitán holandés Fuller, que era su aliado, cuenta que la reina Nzinga, aparte de ser una libertadora de su pueblo y verdadera estratega militar -disfrutaba mucho las prácticas con armas-, tenía entre cincuenta y sesenta jóvenes como esposos, pues era una mujer de impresionante belleza y aguda inteligencia.

En 1663, muere manteniendo la independencia de su reino y el respeto de Portugal. Hoy en día es recordada con admiración y se considera un símbolo de la lucha por la independencia. En Luanda, una calle lleva su nombre en su memoria.

       

Más biografías

INICIO : CULTURA : HUELLAS DE MUJERES : ARCHIVO

 



Todos los textos e imágenes contenidos en SoloNosotras.Com
son propiedad de NOVAQ S.A. o bien de los autores indicados.
Está expresamente prohibida su reproducción sin el permiso respectivo.

SoloNosotras.com no se hace responsable de los
resultados producidos por el mal uso de los
consejos y recetas que presentamos.

Mercadeo por SegundoPaso.com

Solución de comercio electrónico por Imprevia.com



 

¿Quieres recibir el boletín de SoloNosotras?
Nombre:
E-mail
Agregar
Eliminar