Las Mujeres que los Hombres Prefieren 
  

Bienvenida a SoloNosotras.com, el sitio de las mujeres de habla hispana

BELLEZA

  Índice
  Tips
  Artículo
  Perfumes
  Guía

SALUD

  Índice
  Dietas
  En Forma
  Med. Natural
  Psicología

  Artículo
  Guía

MODA

  Índice
  Artículo
  Guía

PAREJA

  Índice
  Sexualidad
  Kama Sutra
  Afrodisiacos
  Artículo
  Tantra
  Tao
  Cine de Amor
  Detalles
 
Guía

CULTURA

  Índice
  Poesía
  Mitología
  Mujeres
  Guía

HOGAR

  Índice
  Decoración
  Bonsais

  Jardinería
  Feng Shui
  Mascotas
  Cocina
  Manualidades
  Guía

MATERNIDAD

  Índice
  Artículo
  Guía

ESPECIALES

  Nombres
  Humor
  Trivia
 
 

NOMBRES

Busca el significado de tu nombre o escoge uno para el nuevo bebé.
AQUÍ

EN PAREJA: Artículo

INICIO : EN PAREJA : ARTÍCULO : ARCHIVO

Las Mujeres que los Hombres Prefieren

    Cuando se inicia una relación de pareja se tiende a creer que esas pequeñas imperfecciones cambiarán con el tiempo o con la convivencia.

    Sin embargo, la realidad es otra. No necesariamente quiere decir que las personas aumenten sus defectos con el tiempo, pero si quiere decir que el otro se volverá intolerante y que se sentirá defraudado al ver que su compañero no cambia.

    Es precisamente en ese momento, donde según las decisiones que se tomen y según se actúe con respecto a la pareja, la relación se fortalezca o se destruya.

    Por ejemplo, si el caso es que al ver que nuestro compañero no cambia, empezamos a quejarnos y a exigir lo que queremos estaremos causando mucho daño a los sentimientos del otro y estaremos debilitando sin darnos cuenta la relación, pues tal actitud termina por alejar al ser amado y ponerlo en contra nuestra.

    Al mismo tiempo, el otro pensará que no ya no hay suficiente amor en nosotras y dejará de sentirse querido, por lo que en lugar de modificar su conducta empeorará. Ahora tampoco se trata de una completa aceptación, pero hay que saber cuáles expectativas son justas y posibles, cuáles no, y también hay que aprender a ceder. 

    No hay que ser egoístas y olvidar que probablemente ese proceso de leve o gran desencanto que sentimos con respecto de nuestro compañero al verlo en la vida cotidiana y no a través de la magia del noviazgo o de los primeros meses, sea algo que él mismo esté viviendo y también se encuentre desilusionado. 

    La diferencia es que a las mujeres nos educan tradicionalmente para pedir e incluso exigir el cariño que necesitamos sin ningún recato, mientras que el hombre nunca debe siquiera evidenciar que lo necesita. De ahí que él se resigne con nuestras imperfecciones más fácilmente que nosotras con los defectos de él.

    Las exigencias o el esperar algo de la pareja puede ser saludable ya que indica que hay interés, sin embargo si se convierte en la única estrategia para demostrar ese interés o para sentirnos amadas es cuando empieza el problema. 

    Es claro que a nadie le gusta que le exijan nada, por lo que antes que nada debemos saber que la queja debe hacerse con suavidad y cariño, y más bien como solicitando, en lugar de exigir, pues nadie nos da el derecho de imponer nuestra voluntad a nuestra pareja.

    Ahora, es comprensible que se busque respeto, que se espere atención y detalles, que se quiera tener el mismo poder de decisión, que haya igualdad, que nos escuchen y que nos consuelen, en fin elementos claves para la supervivencia de una relación amorosa.

    Pero por otro lado, no se justifica bajo ningún punto que exijamos que nuestro compañero no cambie pues todos los seres humanos estamos en constante cambio hasta el día que nos morimos e incluso tal vez después, por lo que pedir que una persona sea igual siempre es imposible.

    Tampoco debemos esperar que nuestra pareja piense igual que nosotras siempre, es lógico y necesario que hayan desacuerdos y que se sepan manejar con madurez como cualquier diferencia y se sepa respetar. De igual forma, no se recomienda esperar que nuestro compañero solucione todo por nosotras, pues ese tipo de mujer que no sabe valerse por sí misma termina siendo molesta para todos los que la rodean.

    Otro elemento que nunca deberíamos exigir es el sexo. Para hacer el amor se necesitan dos, y el ideal es que solo ocurra cuando los dos están ve5rdaderamente dispuestos y quieren y no cuando uno se le impone al otro.

    En fin lo fundamental y que los hombres realmente admiran en una mujer es que ésta los acepte, los quiera y se comporte como una amiga, como una amante y tal vez sobre todo como una buena compañera, con la cual pueden contar y que los escuchará y aconsejará bien. 

    La mujer que trata de cambiar a su compañero siempre que le exige cosas que están más allá de sus posibilidades, y que no es capaz de pensar también en las necesidades de él, definitivamente lo ahuyentará y terminará por destruir lo que pudo haber sido una relación sana y duradera por pura necedad. 

    Así, que el secreto está en solicitar, tomando en cuenta las características del compañero, y saber vivir con sus errores y amarlo por ellos tal y como cuando eran solo novios.



Más artículos

INICIO : EN PAREJA : ARTÍCULO : ARCHIVO

 



Todos los textos e imágenes contenidos en SoloNosotras.Com
son propiedad de NOVAQ S.A. o bien de los autores indicados.
Está expresamente prohibida su reproducción sin el permiso respectivo.

SoloNosotras.com no se hace responsable de los
resultados producidos por el mal uso de los
consejos y recetas que presentamos.

Mercadeo por SegundoPaso.com

Solución de comercio electrónico por Imprevia.com



 

¿Quieres recibir el boletín de SoloNosotras?
Nombre:
E-mail
Agregar
Eliminar