María, la Vírgen 
  

Bienvenida a SoloNosotras.com, el sitio de las mujeres de habla hispana

BELLEZA

  Índice
  Tips
  Artículo
  Perfumes
  Guía

SALUD

  Índice
  Dietas
  En Forma
  Med. Natural
  Psicología

  Artículo
  Guía

MODA

  Índice
  Artículo
  Guía

PAREJA

  Índice
  Sexualidad
  Kama Sutra
  Afrodisiacos
  Artículo
  Tantra
  Tao
  Cine de Amor
  Detalles
 
Guía

CULTURA

  Índice
  Poesía
  Mitología
  Mujeres
  Guía

HOGAR

  Índice
  Decoración
  Bonsais

  Jardinería
  Feng Shui
  Mascotas
  Cocina
  Manualidades
  Guía

MATERNIDAD

  Índice
  Artículo
  Guía

ESPECIALES

  Nombres
  Humor
  Trivia
 
 

NOMBRES

Busca el significado de tu nombre o escoge uno para el nuevo bebé.
AQUÍ

 CULTURA: Huellas de Mujeres

INICIO : CULTURA : HUELLAS DE MUJERES : ARCHIVO

María, la Virgen

Su nombre en hebreo es Myriam y es conocida en todo el mundo y en especial por la población cristiana como la madre de Cristo o madre de Dios.

Los Evangelios (libros de la Biblia) son muy escuetos en cuanto a la historia personal de María, por lo que hay que recurrir a textos como los Hechos de los Apóstoles y a las Epístolas.

María es hija de Ana y de Joaquín. Vivió su infancia en Nazaret, una pequeña aldea de Galilea. Se casó con José, carpintero de Galilea, y hombre bastante mayor que ella. Según el dogma de fe, José debía ser el custodio de su virginidad hasta que ella concibiera mediante el Espíritu Santo.

Según cuentan las Sagradas Escrituras, un 25 de marzo, María fue visitada por el Ángel Gabriel quien le anunció que sería la Madre del Mesías. María humildemente se sometió a la divina voluntad y al misterio de la Encarnación.

Además, el ángel le informó que su prima Isabel estaba en cinta, por lo que María va a visitarla, ya que Isabel ya era mayor. Cuando se encuentran, Isabel la declaró Bendita entre todas las mujeres y María alabó a Dios con el Magnificat. Esto ocurrió un 2 de julio.

Por la época, se decide hacer un censo, para el cual María y José deben viajar a Belén, donde un 25 de diciembre, María tuvo a su bebé. Cuando lo presentan en el templo, a la usanza de los judíos, el anciano Simeón reconoció en el niño al Mesías, pero profetizó que el corazón de su madre sería traspasado por una espada. Esto es el primero de los siete dolores.

Todas las profecías con respecto a Jesús llegan a oídos del Rey Herodes, por lo que María y José se ven obligados a huir a Egipto. Esto es el segundo dolor. Luego, cuando Jesús tenía doce años, se perdió, y María lo buscó por todo el templo -el tercer dolor- donde lo encontró discutiendo con los ancianos sabios.

El siguiente episodio es cuando se sucede el primer milagro de Jesús, en las Bodas de Canaán, donde se acaba el vino. Al ver esto, María le pide a su hijo que ayude a los recién casados, y entonces Jesús convirtió el agua en vino.

Después de esto, María acompañó a su hijo en la predicación pero en un muy segundo plano. Presenció la Pasión, y sufrió los cuatro dolores de ver a su Hijo cargar la Cruz, su Crucifixión, el descendimiento de la Cruz, y el traslado del cuerpo al Santo Sepulcro. Aparentemente, en este momento ya era viuda, por lo que Jesús le encarga a Juan, su discípulo favorito,que cuide de su madre.

Los primeros cristianos no incluyeron a su culto a María, pues se temía que fuera una confusión con las diosas paganas. No es sino hasta el siglo IV, que se le incluye como mediadora entre los hombres y su Hijo.

Hay varios milagros y apariciones que se le atribuyen a la Virgen, entre los más recientes podemos citar la de Catalina Labouré, en la calle del Blanc (1830), las de dos pastorcillos en la Salette (1846), las de Bernadette Soubirous, en Lourdes (1858), las de los niños de Pontmain (1871) y las de una multitud de Fátima, Portugal (1917). Vemos una mayor presencia en Francia, que tal vez se deba a que fue colocado bajo la advocación de la Virgen, en 1637, por deseo de Luis XIII.

La milagrosa concepción de Jesús, que hace a María, la Virgen Madre, fue aceptada antes y más ampliamente que su propia Inmaculada Concepción, dogma proclamado por la Iglesia Católica en 1854, y que el acto de fe de la Asunción, expuesto por Pío XII en 1950, donde se oficializa una creencia ya antigua de que María ascendió en cuerpo y alma al cielo y fue eximida de la corrupción de la carne que ocasiona la muerte, mediante la Resurrección. 



Más biografías

INICIO : CULTURA : HUELLAS DE MUJERES : ARCHIVO

 



Todos los textos e imágenes contenidos en SoloNosotras.Com
son propiedad de NOVAQ S.A. o bien de los autores indicados.
Está expresamente prohibida su reproducción sin el permiso respectivo.

SoloNosotras.com no se hace responsable de los
resultados producidos por el mal uso de los
consejos y recetas que presentamos.

Mercadeo por SegundoPaso.com

Solución de comercio electrónico por Imprevia.com



 

¿Quieres recibir el boletín de SoloNosotras?
Nombre:
E-mail
Agregar
Eliminar