La Infidelidad 
  

Bienvenida a SoloNosotras.com, el sitio de las mujeres de habla hispana

BELLEZA

  Índice
  Tips
  Artículo
  Perfumes
  Guía

SALUD

  Índice
  Dietas
  En Forma
  Med. Natural
  Psicología

  Artículo
  Guía

MODA

  Índice
  Artículo
  Guía

PAREJA

  Índice
  Sexualidad
  Kama Sutra
  Afrodisiacos
  Artículo
  Tantra
  Tao
  Cine de Amor
  Detalles
 
Guía

CULTURA

  Índice
  Poesía
  Mitología
  Mujeres
  Guía

HOGAR

  Índice
  Decoración
  Bonsais

  Jardinería
  Feng Shui
  Mascotas
  Cocina
  Manualidades
  Guía

MATERNIDAD

  Índice
  Artículo
  Guía

ESPECIALES

  Nombres
  Humor
  Trivia
 
 

NOMBRES

Busca el significado de tu nombre o escoge uno para el nuevo bebé.
AQUÍ

EN PAREJA: Artículo

INICIO : EN PAREJA : ARTÍCULO : ARCHIVO

La Infidelidad

   La infidelidad se considera, en nuestra sociedad, una de las peores ofensas que se le pueden hacer a alguien y sin embargo, cada vez es más la gente que es infiel, tanto mujeres como hombres.

   La clásica infelidad del hombre hacia la mujer se da por machismo, porque el hombre busca siempre estar en control, siempre quiere demostrar que él tiene el poder y porque en los esquemas machistas se cree que entre más mujeres tenga, más hombre es, aún cuando esto sucede dentro de un sistema supuestamente monógamo.

   De igual manera, sucede que muchos hombres buscan otra mujer con la que pueden tener relaciones sexuales más intensas, pues no se sienten cómodos haciéndolo con sus compañeras estables, incluso hay mujeres que prefieren la infidelidad de sus parejas "con tal de que las respeten".

   Esto es claramente un efecto de la mala comunicación, así como de una educación basada en prejuicios, tales como que la mujer no debe sentir placer y que el sexo es bueno sólo cuando es un medio de reproducción. Pero, hoy también la mujer está siendo infiel.

   La infideleidad femenina puede ser consecuencia de varias cosas: por ejemplo si ella es una mujer profesional, trabajadora e independiente y su compañero le exige sumisión o renunciar a lo que ella ve como su realización, ella será infiel con un hombre que la comprenda más.

   Sabemos que en la actualidad la mujer se ha vuelto más exigente y pide comprensión, dulzura, que se le reconozca su lugar, que se la complazca y que además la tomen en cuenta como el ser inteligente que siempre ha sido.

   También, sabemos que no todos los hombres están dispuestos a este cambio en el papel de sus mujeres, por lo que uno de los dos termina siendo infiel.

   Pero no sólo la incomprensión masculina tiene la culpa. Muchas veces las mujeres se niegan a complacer a su marido en ciertas cosas ya sea porque les parecen indecentes o pecado, como en el campo sexual, pero de igual manera, no son capaces de recordar que el compañero también tiene sentimientos y que también debe cuidarlo y tratar de satisfacer sus necesidades.

   A nuestro parecer, el problema básico es la falta de comunicación y de respeto que existe hoy en las parejas. Primero, deberían ponerse de acuerdo en qué clase de relación quieren, pero expresando los deseos y las necesidades reales cada uno. Luego, una vez que las reglas del juego están puestas, ambos deberían tratar de no romperlas, pero más por respeto que otra cosa. Todos somos dignos de ser respetados y no merecemos ser engañados.

   Si algún miembro de la pareja rompe con las reglas y se va con otro, suponiendo que hayan llegado al acuerdo de que querían una relación monógama, entonces viene el dilema de si el engañado debe perdonar o no. Esto en realidad es una desción muy personal, y dependerá de las emociones del ofendido.

   Sin embargo, sí diremos que en un caso así, hay que tomar en cuenta los sentimientos de ambos, las circunstancias en que se dio el engaño, la relación que se tenía antes, analizar no tanto de quién es la culpa (porque probablemente los dos tengan culpa) sino más bien si hay posibilidades de recuperar el respeto y la confianza perdidos, pues una relación que no se base en estas dos premisas no podrá sobrevivir los embates del tiempo y las diferencias lógicas que surgen en la pareja.

   La infidelidad vista desde una óptica moral es totalmente imperdonable, sin embargo no hay que olvidar que sobre el corazón no se manda, así que a lo más que se puede aspirar es a tener claro lo que se puede esperar de nuestra pareja y no olvidarse de mantener una comunicación lo más profunda posible, para que si hay un síntoma de mal funcionamiento se pueda hablar antes de dañar para siempre lo que tal vez valía mucho.



Más artículos

INICIO : EN PAREJA : ARTÍCULO : ARCHIVO

 



Todos los textos e imágenes contenidos en SoloNosotras.Com
son propiedad de NOVAQ S.A. o bien de los autores indicados.
Está expresamente prohibida su reproducción sin el permiso respectivo.

SoloNosotras.com no se hace responsable de los
resultados producidos por el mal uso de los
consejos y recetas que presentamos.

Mercadeo por SegundoPaso.com

Solución de comercio electrónico por Imprevia.com



 

¿Quieres recibir el boletín de SoloNosotras?
Nombre:
E-mail
Agregar
Eliminar