Aprende a lavar tus partes íntimas

23 agosto, 2012 | Solonosotras.com

La higiene íntima es un tema que se habla muy poco, sin embargo es algo fundamental que debería saber toda mujer.

A la zona íntima debes dedicarle especial atención a la hora de la higiene.

El desconocimiento sobre cómo realizar una higiene íntima adecuada puede llevarte a exceder en su limpieza, a utilizar los productos inadecuados o a hacer uso de trucos caseros más apropiados para un manual de “brujería” que para garantizar la higiene y la salud de tus partes íntimas.

La zona vaginal es un área extremadamente sensible que requiere de grandes cuidados. La alteración hormonal, el exceso de humedad y una higiene íntima deficiente pueden alterar la flora vaginal, tan sensible a cualquier cambio, hasta provocar diversas infecciones.

Por eso es importante saber distinguir entre lo que son unas pautas higiénicas adecuadas y lo que son simplemente leyendas urbanas. Algo que no es tan sencillo, pues ni siquiera los ginecólogos consiguen un consenso, así que, ante todo, se impone el sentido común.

Sigue estos consejos, te ayudarán a mantener una adecuada higiene:

Lo primero que debes saber es que la higiene de la zona genital es algo de lo que debes preocuparte todos los días, de preferencia por la mañana y también por la noche.

Por las mañanas, cuando te estés bañando, debes lavar muy bien tu zona genital, preferentemente con una ducha teléfono, ya que es más sencillo y permite lavar mejor.

Es importante que laves tu zona íntima sólo con agua, no ocupes jabones de ningún tipo, ya que estos pueden alterar el PH natural de esta zona, generando infecciones o desequilibrios de la flora vaginal.

Después de la ducha, debes procurar secar muy bien tus genitales, de modo de prevenir la formación de hongos y también de mal olor.

Prefiere secarte con papel higiénico o bien, con el aire caliente del secador de pelo, lo cual resulta una muy buena opción, ya que te entrega un secado totalmente efectivo.

Tu ropa interior también influye en el cuidado de la zona íntima. Procura ocupar ropa interior de algodón, ya que esta permita una adecuada ventilación y además no provoca irritaciones, a diferencia de lo que puede suceder con la lycra u otras fibras sintéticas.

Además, si sueles ocupar protectores higiénicos diarios, recuerda cambiarlos varias veces al día, para evitar la humedad, los malos olores y posibles infecciones.

Antes de irte a la cama, también es importante que laves tu zona íntima, ya que durante el día transpirar y acumulas secreciones.

Te recomendamos que no duermas con calzones o pantaloncitos, de modo de permitir que tu zona genital respire. Después de todo, es el único momento del día en que estará descubierta.

Un tip es realizar baños de manzanilla te ayuda con las infecciones y los malos olores.

Si sientes un olor irregular en tu zona íntima, que persiste en el tiempo, consulta a tu ginecólogo, para descartar algún problema de salud.

Tal vez te interese

post4

La mejor receta para adelgazar

20 julio, 2012 | Solonosotras.com

Olvídate de esas dietas milagrosas en que bajas cinco kilos a la semana, pues al tiempo después recuperaras esos kilos perdidos muy fácilmente, y lo peor, mas kilos se sumaran. Por ello, lo recomendable no es obtener resultados visibles instantáneamente, sino con el tiempo, consiguiendo bajar lo suficiente, si tan solo dejas de ingerir diariamente […]

post4

La papaya, beneficiosa para las caries

| Solonosotras.com

Una de las cosas más bonitas de una mujer es su sonrisa. Una sonrisa saludable no solo derrocha carisma, sino que es un gran indicador del cuidado con uno mismo. Sin embargo, un gran porcentaje de mujeres tienen caries al menos una vez en su vida, y para muchas, la visita al dentista es un […]

post4

Ser zurda es mejor

25 octubre, 2012 | Solonosotras.com

Tiempo atrás ser zurda o zurdo era considerado un problema, y se obligaba a los niños y niñas a dejar de serlo. Actualmente, se descubrió que la lateralidad es algo normal y no un signo de torpeza, y que prohibirles usar la mano fuerte puede acarrearles dificultades al escribir o leer. Un nuevo estudio del […]